Voluntarios ayudan para mejorar las instalaciones de APADE

Un grupo de personas que viven bastante alejadas de Matheu, encontraron en la Asociación de Padres para la Ayuda del Deporte Especial (APADE) un lugar propicio para depositar su trabajo voluntario. De esta manera, viajan durante la semana hasta la institución local, y colaboran de muchas maneras, principalmente para mejorar las instalaciones, una de las cosas que vieron más necesaria hasta el momento.

Lo que planificaron y están llevando a cabo es un salón para los niños y dos baños, uno para discapacitados y uno convencional, para que todos se sientan cómodos. Esto requiere que dedican demasiado tiempo, ya sea realizando planillas, ejecutándolo, comprando materiales, entre otras cuestiones. Por esto, muchas veces, esto les implica organizarse de otra manera. “Mi familia me apoya porque les encanta que este ayudando a los demás, y a su vez ellos también me ayudan a mi, haciendo tortas, para vender y contribuyendo para comprar materiales, dijo Silvana Sánchez de Ramos Mejía, una voluntaria.

Según explicó Eduardo Caballer de Ciudadela, este grupo de voluntarios se conoció a raíz de un entrenamiento, en el cual se les pedía que tenían que incorporar a su hacer una obra de beneficencia. “Hicimos una preselección de comedores y merenderos, y de esa manera elegimos a APADE”, expresó Caballer, y dio la explicación que los llevó a esa decisión: “Nosotros declaramos que vamos a ayudar a niños y adolescentes. Dentro de los niños y jóvenes que están en APADE vimos una necesidad grande, una falta de infraestructura, y acá estamos para cumplir el sueño”.

Actualmente quienes están trabajando juntos por la institución de Matheu son 17 voluntarios. Pero además del empeño y el cuerpo que le ponen para desarrollar lo planificado, quieren convocar a la comunidad, para que esto cada vez crezca más: “Queremos también que todos aporten para APADE. Nos da mucho amor, pasión, Deseo que todos compartan esto con nosotros”, dijo otro voluntario, Daniel Furnaro de Ezeiza. Ellos tienen como vía de comunicación el Instagram @plimos28, pero ayudar, basta simplemente con acercarse a la sede de APADE ubicada en Carlos V 1350, y preguntar que hace falta. También puede ser con materiales, dinero, mano de obra, porque como dicen ellos, todo es bienvenido. Según expresó Joel Sarfati, están pensando más adelante en abrir una cuenta bancaria para que todo aquel que pueda se sume a colaborar. “La obra está abierta para que todo el mundo la conozca”, finalizó.

 

 

 

Comentarios

Comentar artículo