Lo difícil de ayudar al otro

Es muy fácil decirle “te ayudo” a otras personas. Lo que no se tiene en cuenta es que esa ayuda siempre implica factores externos al esfuerzo de uno.

La asociación civil “Juntos Abriendo Caminos” fue fundada por Daniel Salazar (50) y por otros vecinos suyos el 22/04/2016 en la localidad de Garín. Desde la institución, donan a personas necesitadas desde apósitos, medicamentos y elementos ortopédicos hasta lo más habitual como ropa, alimentos y muebles. Los insumos que brinda la asociación civil los consiguen por medio de donaciones de personas que ya no los necesitan o a través de la ayuda de otras agrupaciones que tampoco cuentan con ninguna ayuda estatal. Por lo tanto, dependen de sus propios recursos.

Cuando se trata medicamentos, la asociación civil cuenta con más de 200 fármacos distintos. Si bien hay algunos conjuntos de estos remedios que tratan la misma enfermedad, son distintos por su composición farmacológica. En este aspecto, Daniel afirma que la asociación recibe donaciones de medicamentos que son muy caros y que resultan inaccesibles para algunos debido a que sus obras sociales no cubren alguno de sus componentes o todo el medicamento en sí. Es por esto que destaca que “es impresionante la cantidad de necesidades que hay en el país”. Por estos motivos, aquellas personas que necesiten de algún medicamento, solo con presentar una fotocopia de su DNI y de la receta, consiguen el acceso a los mismos.

En “Juntos Abriendo Caminos” están dispuestos a ayudar a toda persona que lo necesite. Desde la institución entienden que resulta difícil para las personas, e imposible en algunos casos, adquirir algún insumo debido a la situación económica actual del país. Aun así, en determinados casos les resulta difícil ayudar debido a que “la situación actual del país afecta en todos los sentidos a las donaciones”.

Además, el municipio no le brinda ninguna ayuda a su institución para conseguir los recursos, pero aun así es el mismo municipio el que recurre a ellos para que los consigan. Desde los sectores de discapacidad y de abordaje territorial, se dirigen a la institución para pedirles insumos para donarlos desde el municipio y así lograr llevarse todo el crédito; sin reconocer la ayuda de la asociación civil. En este sentido, Daniel denota la diferencia que existe entre estas instituciones y los merenderos/comedores: “los políticos le garantizan todos los alimentos, pero cuando se trata de medicamentos o sillas de ruedas te ignoran porque ‘no se consiguen’”.

La organización recibió el reconocimiento municipal el 24/06/2016. Fue en ese momento que Daniel inició los trámites para conseguir la personería jurídica que les permitirá trabajar a nivel nacional e internacional. De todos modos, realizan donaciones a otras provincias como Chaco, Misiones, Formosa, Entre Ríos, Catamarca, Corrientes, entre otras. Estos envíos se hacen posibles debido a que vienen camiones para buscar las donaciones, ya que, al no tener la personería jurídica, no pueden ir ellos mismos a entregar los insumos hacia una provincia o país diferentes.

Resulta demasiado difícil llevar a cabo una organización, fundación o asociación civil en Argentina. La situación tanto política como económica del país en la actualidad y los límites que establece el Estado le impide a “Juntos Abriendo Caminos” y a las demás instituciones desarrollarse de manera adecuada. Entonces, hoy en día, ayudar a las personas con sus necesidades requiere mucho más que buena voluntad.

 

 

Comentarios

Comentar artículo